Fandom

Batpedia

Batman Vol.2 17

3.427páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir


¿Quién vive? ¿Quién muere? ¿Quién ríe el último? Averigua como termina el encuentro entre Batman y El Guasón

Apariciones en "El Remate"Editar

Personajes PrincipalesEditar

Personajes SecundariosEditar

VillanosEditar

Otros PersonajesEditar

Historia de "El Remate"Editar

En la oscuridad, Batman se despierta con el sonido de la voz del Guasón, mientras ve como un objeto que emite un pálido destello vuela hacia él. La forma que ambos han visto en el pasado, resulta ser el esqueleto de un murciélago. El murciélago golpea la cara de Batman, y el Guasón enciende las luces. Todavía atrapado en su trono improvisado, ve a los miembros de su familia amordazados en torno a una mesa de banquete en uno de los túneles de la Baticueva, cada uno con una bolsa en su cabeza. Acompañado por el cachorro de león de dos cabezas, el Guasón viste con su mejor traje, prometiéndole que todos ellos se encuentran bien, a pesar de que ha pasado las últimas horas diciéndoles lo que Batman realmente piensa de ellos. El Caballero de la noche trata de luchar contra sus ataduras, pero el payaso lo disuade ya que ha rociado con gasolina a cada uno de sus aliados, y ha colocado una piedra en la parte inferior del trono de Batman, la que ante el menor roce generará una chispa y prenderá fuego a todo el lugar. Después de todo, si Batman se cansa de su compañía, lo único que debe hacer es pararse y dejarlos morir.

MU1.jpg
Llega la hora de comer, pero al Guasón todavía le falta un mayordomo que sirva la comida; preocupado, Batman exige saber el paradero de Alfred. El Guasón se ríe, y llama a Alfred quien emerge desde una abertura en la pared, pero se lo ve claramente afectado por el veneno del Guasón. El payaso le ordena quitarle las bolsas de cada una de las cabezas a los murciélagos, revelando que la cara de cada uno de ellos tiene su rostro cubierto con vendas ensangrentadas. Sonriendo, el Guasón explica que les quitó la ropa que ha sido invisible para todos excepto para Batman. Abraza al pequeño cachorro de león, el villano levanta las tapas de los platos delante de cada uno, revelando delante de ellos sus propios rostro ensangrentados reposando en hielo. Segun el payaso, eso fué un acto de amor, ya que todo eso, incluído la eliminación de su propio rostro, se hizo queriendo demostrar que debajo de su superficie, cada uno de esos niños no es más que suavidad y ternura. Sin embargo bajo su propia piel solo había mas sonrisas. Y, bajo el rostro de Batman solo hay un murciélago. Furioso, Batman profesa todo su odio hacia el payaso, pero su anfitrión ve todo de otro modo. Entonces le pregunta, ¿por qué Batman nunca trató de descubrir quién era en realidad, antes del accidente que lo creó? ¿Por qué, después de todo lo que hizo, Batman nunca trató de matarlo?. Batman si lo investigó, pero nunca encontró ningún ADN que vinculara al Guasón con nadie, y además, matarlo significaría una victoria para el Guasón. El payaso sugiere que en realidad eso es sólo una excusa que se dice a él mismo, pero la verdadera victoria para el Guasón es poder vivir. Poder vivir para volver a matar.

En verdad, la razón por la que Batman no lo mató, según él, se debe a que ellos dos se entienden. Batman quiso que el Guasón matara a su familia. Por eso dejó sus puertas abiertas, esperando a que se los llevara. Por eso piensa cumplir con lo que él cree que es el deseo más profundo de Batman, para así poder estar a solas con el Guasón. Es la hora de la verdad. Batman puede elegir no hacer nada y dejar que el Guasón mate a su familia, o levantarse de su asiento y provocarle el mismo la muerte. Con pocas opciones, Batman se lanza hacia atrás con su silla, generando una chispa que envuelve todo en llamas. Liberado de sus ataduras, y conociendo mejor que nadie sus propias cuevas, dispara una ráfaga de propulsión hacia arriba, rompiendo el techo de la cueva haciendo que las frías aguas del río de Ciudad Gótica inunden la caverna, apagando las llamas. Enojado, el Guasón comienza a escapar, mientras que Batman salva a su hijo. Al despegarle las vendas ensangrentadas de la cara, revelando que su rostro está intacto. Todo había sido parte de una broma de mal gusto. Después de que Batman libera a los demás, Nightwing le insta a ir tras el Guasón. Una vez que se ha ido, se dan cuenta de que algo extraño está pasando con el pequeño cachorro de león. Antes de que puedan hacer algo al respecto, una bomba implantada bajo la piel del animal explota liberando el nuevo tipo del veneno Guasón.

Persiguiendo a su enemigo, Batman es emboscado en las cuevas por el Guasón, blandiendo un hacha y quejándose por haber arruinado su broma. Enojado, Batman le quita el arma y lo lanza al suelo, advirtiéndole que todo se acabó. Imperturbable, el payaso ataca de nuevo, pero es reducido nuevamente. Sin embargo, el Guasón le advierte que en ese mismo momento su familia ha sido expuesta a una alta dosis del nuevo veneno Guasón y que en ese instante deben estar peleando a muerte entre todos. Batman vuelve a golpearlo, pero el payaso se niega a aceptar que Batman deje morir a su familia. Entonces Batman le responde que tiene fe en ellos, ya que lo hacen más fuerte. Con incredulidad, el Guasón le lanza ácido en la cara, mientras escapa nuevamente sin llegar muy lejos, ya que casi cae hacia el abismo por un acantilado inesperado. Él es salvado por Batman, quien le advierte que no va a morir por accidente. Todo lo que sucede entre ellos a partir de ese momento será decidido por Batman sugiriendo que esa noche, por fin hará lo impensado, matar al Guasón. Sin embargo, Batman cambia el juego. Mientras el Guasón estuvo ausente durante el último año, Batman descubrió quién era realmente. El payaso, claramente enojado, lo trata de mentiroso, pero Batman se inclina y se compromete a susurrarle su nombre real en la oreja.

MU2.jpg
Mientras tanto, los aliados poco a poco comienzan a superar la toxina, gracias a la intervención de Alfred, cuya aflicción desaparece mas rápido. Batman se inclina para revelar el secreto, pero el Guasón se niega a escucharlo, entonces lo electrocuta con un timbre de broma y salta hacia el abismo. Al caer, la máscara hecha con su rostro se desprende y se pierde en la oscuridad. Dejando a un lado su capucha, Batman se agacha para recoger el pequeño diario donde el Guasón había afirmado haber escrito todos los secretos que había aprendido de Batman y su familia. Sin Embargo, cada página está en blanco, ya que sólo era otra broma.

Por la mañana, Bruce visita a Alfred en su habitación. Aunque cada uno de los otros se ha recuperado físicamente, el veneno contenía un isótopo radioactivo que parecía no servir de nada. Cuando esta a punto de irse, Bruce le confiesa que hace mucho tiempo, visito al Guasón en el Asilo Arkham como Bruce Wayne. Él se las había arreglado para separarse de su guía y le hizo frente al Guasón en su celda, devolviéndole el naipe que había dejado en la Baticueva. En ese momento, el Guasón lo miró, pero no quiso verlo ya que su mente podrida nunca le hubiera permitido saber quién era realmente Batman ya que eso arruinaría la diversión.

A medida que el día avanza, se hace evidente que ninguno de los miembros de su familia está interesado en hablar con él. En la Baticueva, Bruce se sienta en su computadora, donde la identidad del Guasón sigue siendo desconocido para él, mientras examina el isótopo que ya descubrió. Se trata de Dubnio, conocido como Hahnio. Esa broma final: el símbolo químico del elemento Hahnio es "HA". HA HA HA.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar